Monday, February 20, 2012

Vivir en un país en el que se está retrocediendo al medievo en cuestión de derechos sociales y laborales, donde se persigue y maltrata a ciudadanos inocentes e inofensivos por alzar la voz, donde la policía, sin identificar y con la cara cubierta, carga con gases, porras y pistolas contra niñas de 14 años; un país donde los medios de comunicación son de risa, penosos, y utilizan todavía noticias sobre una banda terrorista desarticulada para distraer a la gente de los problemas de verdad, un país donde la mayoría de la población se traga toda esa mierda que escupen la televisión , la radio y los periódicos; un país donde no solo se permite el olvido de los crímenes cometidos por una dictadura, si no además se castiga a aquellos que tratan de sacarlos a la luz; un país donde gobiernan una monarquía caduca y los vástagos de los que lo hacían en dictadura hace décadas, donde se roba a los pobres para dárselo a los ricos y -peor aún- donde la mayoría de pobres siguen apoyando a esos ladrones, e incluso justificando la violencia ejercida por sus perros. Vivir en un país así le quita a uno las ganas de hablar de su trabajo, así que aquí os dejo simplemente unas fotos del proceso de algo que tengo ahora mismo expuesto en Valencia, ciudad máximo exponente del neoliberalismo fascista corrupto e impune de esa basura de Estado conocido como España.
(acrílicos y rotuladores posca sobre tabla)







5 comments:

Raquel Guerrero said...

Yo no lo hubiera expresado mejor...

Por cierto, muy interesante tu trabajo :)

MIKBARO said...

el dinero, hijo, el dinero...
a ver quien les quita el caramelo a todos estos hijosdeputa que se ha llenado los bolsillos "democraticamente"

bueno,ya sabes lo que tenemos pendiente... hay que verlo en vivo

abrazo

Mikala Borti said...

Que belleza tus grabados, cuando comence a leer el texto, pense que hablabas de mi querida argentina, y luego vi que eres español... hay muchas similitudes, nuestras historias se han tomado de la mano muchas veces...
Fuerza

marga said...

Muy buen trabajo, me ha encantado, te felicito.
Saludos.

pastas de pastelería said...

Nunca hubiera pensado que se usase el rodillo de pintar paredes en casa para realizar semenjante obra tan detallada. Impresionante demostración de precisión y estilo!